Turismo astronómico, robots cosechadores

El desierto de Atacama tal vez sea el mejor lugar del mundo para ver el cielo de noche. Tomás Munita para The New York Times

 

• Viajar a las estrellas sin salir de la Tierra. Un recorrido de un mes por observatorios astronómicos ubicados en Chile, Hawái y Los Ángeles revela las visiones fascinantes de los cielos y el universo. Aparte de ser baratos, los viajes científicos enfocados en la astronomía pueden reconciliarnos con la humanidad, la naturaleza y la inmensidad del universo.
• Un siglo después todavía hay residuos de la Guerra QuímicaEl ejército de Estados Unidos aún retira restos de municiones militares de un vecindario en el Distrito de Columbia, Washington, donde se realizaron experimentos que ayudaron al desarrollo de las armas químicas durante los últimos meses de la Primera Guerra Mundial.
“Era tecnología de punta en ese entonces y henos aquí, cien años más tarde, usando las herramientas más recientes para recuperar el material que dejaron atrás”, dijo Alex Zahl, gestor de proyectos para el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos.
• La escasez de trabajadores agrícolas migrantes dispara el uso de robots en Estados Unidos [en inglés]. Las granjas luchan contra la disminución de la fuerza laboral, el envejecimiento y la represión de la inmigración. Los robots empiezan a remplazar a los humanos y atraen a los trabajadores jóvenes.
“Nuestra fuerza laboral envejece”, dijo Mark Borman, director de operaciones de Taylor Farms. “No estamos atrayendo a los jóvenes a nuestra industria y no existe una afluencia de migrantes. ¿Cómo podemos hacer frente a eso? Con innovación”.
En una encuesta de 2017, el 55 por ciento de los agricultores estadounidenses reportó escasez de mano de obra y la cifra fue de casi el 70 por ciento para quienes dependen de los trabajadores de temporada.

Deja un comentario

Top