¿Puede un hombre blanco de 77 años representar a las mujeres de Estados Unidos?

¿A las trabajadoras de color, a las inmigrantes que buscan asilo, a las mamás que solas balancean un trabajo y la crianza, a las jóvenes que reclaman más espacios en la política y mejores condiciones laborales?

La senadora Kamala Harris en su discurso en la Convención Nacional Demócrata el 19 de agosto Carolyn Kaster/Associated Press
Los críticos de Joe Biden dicen que su privilegio le impide abanderar a los grupos con menos acceso al poder. Pero la Convención Nacional Demócrata, que empezó el lunes y concluyó la noche del jueves, se esforzó en desmentir esa idea.
Michelle Obama apareció para decir que no tiene interés por la política pero aún así hizo un llamado a votar por la esperanza

Al día siguiente, los televidentes vieron a Jill Biden hablar sobre su esposo desde un salón de clases con una imagen que, dice nuestra crítica de moda, proyectaba normalidad.
Esa misma noche, al cumplirse el protocolo del pase de lista, una mujer casi anónima fue la encargada de proponer primero el nombre de Joe Biden para la nominación (ella, por cierto, trabaja para el Times como guardia de seguridad y conoció a Biden en un ascensor de nuestras oficinas de Nueva York).
El miércoles reapareció en los escenarios Hillary Clinton, quien revisitó su derrota presidencial de 2016 para pasar la antorcha de su legado a una nueva generación de mujeres encabezada por Kamala Harris. Tanto Clinton como Harris se presentaron como herederas de las sufragistas que justo hace 100 años lograron el voto para las mujeres en Estados Unidos [por cierto, un estupendo interactivo en inglés le da vida a las imágenes de la lucha por el sufragio].
Harris, por su parte, aceptó formalmente la nominación vicepresidencial en un discurso dedicado a su madre y a las mujeres fuertes en el que hizo un llamado de urgencia a sus partidarios:

“En unos años, este momento habrá pasado. Y nuestros hijos y nuestros nietos nos mirarán a los ojos y preguntarán: ‘¿Dónde estabas cuándo había tanto en juego?’. Nos preguntarán ‘¿Cómo fue?’. Y les diremos. Les diremos no solo cómo nos sentimos. Les diremos lo que hicimos”.

— Elda Cantú

Deja un comentario

Top