El Dr. Alejandro Anaya asume como Vicerrector Académico de la IBERO

  • El Vicerrector fortalecerá los programas y capacidades del área académica y contribuirá a hacer realidad las prioridades de la IBERO, aseguró el Rector, Dr. Luis Arriaga Valenzuela, S. J
  • El Dr. Anaya agradeció al Rector la oportunidad de contribuir a su proyecto
  • El Dr. Arriaga expresó su gratitud a la Mtra. Sylvia Schmelkes, Vicerrectora saliente, y rindió homenaje a su trayectoria

Este lunes 14 de febrero, el Dr. Alejandro Anaya Muñoz fue nombrado oficialmente nuevo Vicerrector Académico de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, en un acto protocolario encabezado por Dr. Luis Arriaga Valenzuela, S. J., Rector, y acontecido en el Auditorio José Sánchez Villaseñor.

El Rector aseguró que el Vicerrector entrante, a quien dio la bienvenida, fortalecerá los programas y las capacidades del área académica -tal como lo hizo su antecesora, la Mtra. Sylvia Schmelkes-, con lo cual contribuirá a hacer realidad las prioridades que brindan rumbo a la Universidad.

Y al propio Anaya le dijo: “Los cinco ejes de mi rectorado que pongo en tus manos como Vicerrector, te son comunes. Tu experiencia en el ámbito de la investigación, así como en el campo de gobierno y derechos Humanos tanto a nivel nacional como internacional, impulsará y renovará nuestros planes de estudio”.

“Caminaré contigo y buscaré las fuentes de motivación, así como los medios necesarios para que la excelencia humana integral, la incidencia social, la internacionalización e interculturalidad, el fortalecimiento de la identidad ignaciana y la eficiencia y la sostenibilidad, que he propuesto, encuentren su lugar en el corazón y en las prácticas de nuestros y nuestras docentes, investigadores y estudiantes”, agregó.

Dicho esto, el Dr. Arriaga externó confiar plenamente en la capacidad de Alejandro Anaya de dinamizar la calidad académica, a través de la promoción de un pensamiento ajustado a la realidad en todas las áreas formativas, de investigación e incidencia. Asimismo, no duda que el Vicerrector sabrá estar atento a la constante innovación y al uso de las nuevas tecnologías de información y comunicación.

El Rector, quien también es presidente de la Asociación de las Universidades Confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL), mencionó por otra parte, que las prioridades que ha señalado para la IBERO localizan las preferencias y acuerdos asumidos por la Compañía de Jesús en el ámbito internacional.

“Debemos entender a fondo lo que acontece en nuestro entorno, donde se conjugan procesos locales y donde se localizan procesos que vienen de otras localidades del mundo. Necesitamos fomentar el compromiso por estudiar y entender la economía, la política y las tendencias culturales que a manera de meta-relatos sostienen nuestros modos de vida. Necesitamos cuestionar la sacralidad de conceptos que encubren procesos que impactan en la vida de las personas, como crecimiento, desarrollo, seguridad o verdad. Importa que seamos capaces de realizar propuestas que favorezcan a toda la sociedad”.

Por todo esto, exhortó a Anaya Muñoz a reflexionar sobre nuevos caminos y dinámicas de integración entre la Universidad, las organizaciones de la sociedad civil, las empresas y la función pública, “a fin de convertirnos en un modelo académico de transformación e incidencia social a nivel nacional e internacional”.

También le pidió estar atento a que los programas universitarios sean pertinentes con el entorno y con la misión asumida. No sólo hay que privilegiar lo que parezca rentable o sea adecuado a las tendencias de moda, hay que observar el universo de posibilidades de desarrollo que se abre a través de los programas de internacionalización e interculturalidad.

Lo anterior, para contribuir a abordar de manera conjunta los problemas persistentes y los emergentes. Y aseguró que, “si la mirada intercultural nacional se complementa con la experiencia internacional, cumpliremos con la función extendida de la interdisciplina”.

Anaya agradeció al Rector la oportunidad de contribuir a su proyecto

Por su parte, el Dr. Alejandro Anaya Muñoz dijo que trabajará de la mano de sus colegas directoras y directores de división, de departamentos, institutos y centros, y de las coordinaciones de programas, “para que encontremos caminos y fórmulas renovadas para consolidar, fortalecer y dinamizar nuestras capacidades académicas“.

Consideró fundamental perseverar en el objetivo de fortalecer la calidad de la docencia de la IBERO; mediante la innovación pedagógica y el despliegue de un proceso de enseñanza-aprendizaje que parta de una visión sustentada en la experiencia de aprendizaje del estudiantado. Invitó a seguir insistiendo en el impulso de un modelo educativo que tenga la mirada fija en contribuir a la construcción de una sociedad justa, solidaria, libre, incluyente y pacífica, centrada en la igualdad y el respeto a la dignidad de todas las personas.

“Sigamos entonces con rumbo claro y firme en la ruta de formar personas competentes, pero también conscientes, con sentido crítico, tolerantes, que valoren las diferencias y tengan un firme compromiso con las necesidades y las causas de los sectores menos favorecidos de nuestra sociedad; sigamos firmes en el camino de formar profesionistas que sean las y los mejores para el mundo. O, si se me permite, las y los mejores para transformar el mundo; para modificar, de raíz, las estructuras sociales, políticas, culturales y económicas en que se sustentan la opresión, la injusticia, la desigualdad, la exclusión y las violencias que tanto afectan a nuestro México”.

Hablar de justicia, exclusión, desigualdad y violencias, comentó, le lleva a compartir su convicción de que tener presente la perspectiva de género fortalece a las comunidades académicas “y suma a la mirada crítica y a la convicción igualitaria que buscamos propiciar en nuestro estudiantado y que queremos construir como parte de nuestra identidad. Desde la Vicerrectoría Académica continuaremos apoyando e impulsando proyectos e iniciativas que incorporen creativamente esta perspectiva en la docencia, la gestión, la investigación y la construcción de comunidades incluyentes en las que las mujeres y las diversas identidades sexo-genéricas no tengan que vivir violencias ni injusticias”.

En otro rubro, mencionó que la IBERO debe seguir consolidándose como una potencia en materia de investigación, la cual genera reputación y prestigio; algo fundamental para atraer estudiantes, recursos y alianzas.

Pero, además, “estoy convencido de que el conocimiento generado en la IBERO debe de contribuir a la docencia; debe generar los insumos que enriquezcan un proceso de enseñanza-aprendizaje fundamentado en ciencia de frontera y en conocimientos de punta, de vanguardia. El alumnado de la IBERO debe de ser, en este sentido, el primer grupo beneficiado de que sus profesoras y profesores generen conocimiento y sean referentes en sus áreas de especialidad”.

Sin duda, la investigación de la Universidad debe de tener impacto científico; contribuir a las discusiones teóricas, metodológicas y empíricas de las distintas comunidades de conocimiento y, en este sentido, debe publicarse en las revistas especializadas y editoriales académicas del más alto perfil.

Asimismo, “nuestra producción debe de trascender los círculos académicos tradicionales y tener incidencia pública; influir en la conformación de la agenda, en la toma de decisiones y en la definición de los esquemas y modelos mediante los cuales organizamos nuestra vida social, política, cultural y productiva”.

En otra cuestión, el nuevo Vicerrector subrayó que facilitará las iniciativas y esfuerzos para que la IBERO siga siendo un foro público del más alto perfil posible; un espacio vivo y dinámico de encuentro para la reflexión. “Mi aspiración es que la IBERO sea identificada, dentro y fuera de México, como el lugar, el espacio, el foro intelectual en que academia y estudiantado discuten y dialogan, en un marco de plena libertad de pensamiento y expresión, sobre nuestros grandes retos y amenazas y en el que se perfilan soluciones y alternativas”.

Sobre la internacionalización de la Universidad, comentó: “La presencia de la IBERO en el mundo y del mundo en la IBERO fortalece nuestras capacidades y nuestra vida académica. Pero también nutre nuestra identidad; la identidad colectiva de nuestra comunidad. Es decir, el resultado de este ir y venir, físico o virtual, del estudiantado y el profesorado; el resultado de la transnacionalización de nuestras actividades cotidianas, no solamente nos beneficia desde una perspectiva meramente académica, sino que moldea la manera en que la comunidad universitaria se entiende a sí misma y su papel dentro de una comunidad global compleja, amplia y diversa, que enfrenta retos comunes”.

Antes de concluir su mensaje, el Dr. Alejandro Anaya agradeció al Rector Arriaga la oportunidad de ser parte de su equipo, de contribuir a su proyecto. “Estoy seguro de que, bajo su liderazgo, con su claridad de visión, medios y objetivos, lograremos avances muy importantes para la IBERO”.

Rector expresó su gratitud a la Mtra. Schmelkes

En el marco de esta ceremonia, el Dr. Luis Arriaga también expresó su profunda gratitud a la Mtra. Sylvia Schmelkes del Valle, Vicerrectora Académica saliente, a quien rindió un homenaje por su carrera y su trayectoria profesional y educativa, “que ha dejado una enorme huella en nuestro país”.

Le agradeció su compromiso con la IBERO, recientemente como Vicerrectora, hace años como directora del Instituto de Investigaciones para el Desarrollo de la Educación (INIDE), y siempre como investigadora y docente dedicada al desarrollo integral del alumnado.

Destacó que la vida de Schmelkes, dedicada a la educación de calidad y a la transformación social, ha repercutido positivamente en varias generaciones de jóvenes en México. Y que la relación académica que la Maestra tuvo con Carlos Muñoz Izquierdo y Pablo Latapí, pioneros en la investigación educativa en México, da cuenta de una vida dedicada a crear una política educativa en la que se considera a la persona humana como el centro y fin de todo quehacer.

El Rector también recordó que Schmelkes trabajó en el Centro de Estudios Educativos por 24 años, y no fue en vano la experiencia que adquirió en procesos de investigación en educación rural, educación no formal y en capacitación campesina. “Te recuerdo muy bien en la comunidad Jesuita de Bachajón, donde trabajabas directamente con los cargos comunitarios tzeltales. Más tarde, tu experiencia y tus conocimientos llegarían, afortunadamente, a las aulas de posgrado de varias instituciones, entre ellas, las de la IBERO”.

Al continuar, expresó que es un gusto hablar de la vida de la Maestra, dedicada a generar programas enfocados a garantizar la equidad mediante la universalización del derecho a la educación. También a profundizar en la complejidad y diversidad cultural de México, uno de cuyos pilares, negado o invisibilizado, es la presencia de los pueblos originarios.

En tanto que su misión puesta en los esfuerzos y dinámicas comunitarias, donde la inclusión y el cuidado mutuo son factores que nutren la relación humana, ofrece pistas para hacer tangible en el quehacer universitario los principios que sustentan el modo de proceder de la IBERO, entre ellos el magis ignaciano, que impulsa a hacerse cargo de la realidad.

“Muestra nítida de lo anterior, es tu trabajo interdisciplinario. Igualmente, el análisis, desarrollo e impulso que diste al nuevo plan de estudios Manresa, en el que destacan, de manera transversal, los temas de sustentabilidad, género e interculturalidad, imprescindibles e ineludibles”.

Finalmente, el Rector dijo a Schmelkes: “Te reitero mi agradecimiento por tu contribución humana a México y a nuestra Universidad y te invito a que tus aportes continúen dando frutos, como hasta ahora, e incidan en la transformación educativa, social, política y cultural que nuestro país necesita.

La Mtra. Schmelkes agradeció el apoyo recibido en su gestión

Después de agradecer al Dr. Luis Arriaga “este hermosísimo reconocimiento, (que) me dejó sumamente conmovida”, la Mtra. Schmelkes entregó la Vicerrectoría Académica al Dr. Alejandro Anaya Muñoz, quien “sin duda sabrá ejercerla, poniendo en ello su talento, su experiencia y su calidad humana”.

Schmelkes del Valle igualmente proclamó gratitud a: sus colegas, las y los directores divisionales, quienes fueron pilar fundamental de una gestión que, consideró, fue esencialmente colegiada; a las y los demás miembros del staf de Vicerrectoría, por su trabajo solidario, compromiso, generosidad y disponibilidad.

“A mi equipo más cercano, que todos los días hizo llevaderas las intensas agendas, el cumplimiento y compromisos cotidianos, con desprendimiento y cariño, con esmero y eficiencia. Mi equipo, ciento por ciento femenino: Martha, Lety, Emma, Gina, Danny y otra Gina. A ustedes son a quienes más voy a extrañar”.

También agradeció a las directoras y directores académicos, y les expresó su reconocimiento por su gran calidad humana, su notable cariño por la IBERO y por su gran compromiso. “A todas y a todos, sin excepción, muchas gracias”.

Agradecida fue también con los coordinadores y coordinadoras; con las profesoras y profesores de tiempo, de quienes siempre sintió su respaldo; con las y los docentes de asignatura, porque pudo confiar en su profesionalismo y responsabilidad; y con sus colegas directores generales de las demás áreas de la IBERO, a quienes dijo: “Gracias por recibirme, por acompañarme, por apoyarme, por su cercanía y amistad. A todas y todos, gracias por caminar conmigo estos años (dos años con ocho meses), que cuento entre los más felices de mi vida”.

Tras anunciar que se va satisfecha de la Vicerrectoría, la Mtra. Schmelkes deseó al Dr. Alejandro Anaya “que encuentre en su nuevo encargo la misma satisfacción que yo experimenté. Estoy segura que lo hará, pues trabajará con un buen equipo de seres humanos”.

Y al Rector, le reiteró las gracias por el reconocimiento, “pero también por tu claridad, por tu congruencia, por tu amistad”. Y concluyó diciendo que tiene la certeza de que, bajo el liderazgo del Dr. Luis Arriaga, la IBERO prosperará. En tanto que ella espera “seguir sirviendo, ahora desde otro lugar, a mi alma mater”.

Deja un comentario

Top