De: Vencidas

Las vencidas en el panorama político están a la orden del día, y ponen a prueba la capacidad de maniobra y negociación del ciudadano presidente.
Sin duda, la más visible es la que se vive con la Coordinadora en torno a la aprobación de la reforma educativa, en donde hasta el momento los mentores han salido triunfadores al obligar al Gobierno de México a establecer una mesa permanente de negociación, sin doblegarse.
La Coordinadora va en pos de sus intereses confiada en la promesa del ciudadano presidente de no se utilizar la fuerza del estado para reprimir la libre manifestación, pero sin duda más tarde que temprano, el Legislativo terminará por sacar adelante la tan anunciada reforma de que la que Mario Delgado, en su momento, afirmó que no quedaría ni una coma.
En segundo plano aparece la nominación de candidatos para integrarse a la Comisión Reguladora de Energía, en la que el ciudadano presidente en su segunda entrega, mantiene a once de los doce aspirantes que fueron rechazados por el Senado, en el primer episodio.
La acción pone de manifiesto que el ciudadano presidente va abiertamente por el rechazo, que dejaría en sus manos la determinación directa de los nuevos integrantes de la Comisión Reguladora de Energía.
En un tercer plano, se ubica la confrontación que se abrió con la corona española y el Vaticano, cuando el ciudadano presidente solicitó a ambos una disculpa por los agravios cometidos contra los pueblos originarios.
La corona española rechazó la solicitud del ciudadano presidente, en tanto que el Vaticano destacó que el Sumo Pontífice y algunos de sus antecesores, en el pasado, ofrecieron disculpas por los agravios cometidos por la Iglesia, sin embargo, el ciudadano presidente mantiene su postura respetuosa, a la espera con toda seguridad de acumular el respaldo social a su postura.
Y para concluir, las más sencilla de las vencidas entre el ciudadano presidente y lo que ha denominado como la prensa fifí, que permite ubicarla en el mismo plano que utiliza el presidente estadounidense, en la actitud de franca confrontación que mantiene frente a la prensa crítica, en la que el calificativo de fake news, la ha rendido hasta el momento buenos dividendos.
En el plano nacional, sin duda como lo advierte el ciudadano presidente, hay prensa crítica, a la que denomina “fifi”, pero no toda puede estar de su lado y dejar de lado su actitud crítica, como no toda la sociedad avala su desempeño. Esa es una parte sustancial de la democracia.
Campañas
A cuatro días del inicio de las campañas en los estados donde habrá elecciones el próximo 2 de junio, la atención del sector político y por ende la sociedad es acaparada por el escenario poblano.
El circo electoral de tres pistas, pondrá a prueba de nueva cuenta la capacidad de movilización y voto corporativo de Morena, para llevar a Miguel Barbosa a la gubernatura, en una contienda que se antoja sencilla por el perfil de sus adversarios Enrique Cárdenas Sánchez y Alberto Jiménez Merino.
Sin embargo, no todo será miel sobre hojuelas.
El priista, Jiménez Merino, va en solitario con el peso a cuestas de una tricolor abatido y en franco proceso de recomposición, que se complementa con un proceso para renovar su dirigencia nacional.
Cárdenas Sánchez se presenta como un candidato ciudadano con el apoyo de Movimiento Ciudadano y el PRD, pero con una abierta oposición de algunos sectores del panismo, que lo aprecian como un candidato externo e incómodo.
Barbosa Huerta, por su parte, se percibe como el campeón sin corona que, en una segunda oportunidad, va por el trono que asume le corresponde, aunque su proceso de selección es abiertamente cuestionado, incluso ante la autoridad electoral, por el senador con licencia Alejandro Armenta.
La gran duda, al momento, es cuál de los tres candidatos será el que logre, en el inicio de la contienda, mostrar el mayor músculo social y mantener el ritmo de una campaña propositiva.
Las semanas de campaña por venir serán de intensa movilización, y el 2 de junio las urnas evidenciarán si Morena en general y Barbosa en lo particular, son capaces de sacarse la espina o si aquella conseja de la campaña pasada “López Obrador si, Barbosa no”, tiene vigencia y refleja el sentir de los poblanos.

Deja un comentario

Top