De: Tensión

Las palabras del ciudadano presidente causaron tensión e inquietud.

Ustedes son prudentes, pero si se pasan ya saben lo que pasa, expresó en términos generales al referirse, ante representantes de los medios de comunicación, de manera indirecta al trato que recibió Jorge Ramos en las redes sociales tras confrontarlo, el viernes pasado, en lo que se apreció como una amenaza velada y un reconocimiento a la fuerza de las benditas redes sociales.

No soy yo, es la ciudadanía, atajó el ciudadano presidente, pero de cualquier forma la expresión dejó una gran inquietud que, si bien no trastoca el respeto a la libertad de expresión, si parece estar respaldada por una velada amenaza no de utilizar toda la fuerza del estado contra los detractores, sino de la fortaleza del tigre que opera en las redes sociales de manera anónima para vapulear en el ciberespacio a la prensa y los orientadores de opinión incómodos.

Como quiera interpretarse, es lo de menos, lo cierto es que la amenaza por velada que sea está ahí.

López Obrador tiene el respaldo de la banda cibernética.

Médicos

El retraso en el pago a médicos residentes que comenzó a normalizarse de acuerdo a la Secretaría de Salud, representa solo uno de los problemas que afectan al sector salud y ponen en riesgo a la población que tiene en ese servicio su única opción para acceder a los servicios de salud.

En tanto, en paralelo, de acuerdo al secretario del ramo la modificación del Seguro Popular en el nuevo esquema que busca instaurar el gobierno de la cuarta transformación requiere de ajustes legales que pueden llevar a una modificación en la Constitución.

Y ello, obviamente, en su momento pondrá inquietos a los beneficiarios del Seguro Popular a quienes aún no se les brinda certeza sobre el momento en el que desaparecerá ese instrumento para dar paso al nuevo sistema de salud.

De ahí que sea necesario que la autoridad, en la materia, trace una ruta crítica con plazos precisos, para no inquietar a la población.

Puebla

Las quejas comenzaron a surgir en la campaña poblana, por parte del candidato priista y su equipo de trabajo, en lo que representa la primer posible anomalía orientada a denunciar una eventual elección de estado, que lejos de ser expuesta a medios, debiera ser denunciada ante las autoridades correspondientes.

Ello, contrasta con la tranquilidad mostrada hasta el momento por el equipo de Miguel Barbosa, que a pesar del episodio por el que transitó para ratificar su postulación, lejos de detenerse o expresar inconformidades, sigue de frente con la mira puesta en la elección del 2 de junio, en tanto que Enrique Cárdenas mantiene la estrategia de presentar propuestas sin la realización de actos masivos.

Deja un comentario

Top