De: Profeta

El ciudadano presidente constató de manera directa que nadie es profeta en su tierra y menos cuando le reclaman resultados y cumplimiento de promesas.
En su tierra natal, el tabasqueño fue objeto de severos cuestionamientos que culminaron con su silencio y la expresión del tiempo que lleva su administración aunada a los resultados que ha dado, como excusa pueril.
Bien dicen que quien las hace no las tolera, de ahí que el ciudadano presidente diera muestra una vez más de su intolerancia a la crítica y los cuestionamientos.
A fin de cuentas, lo acontecido solo pone de manifiesto que no toda la colectividad es el pueblo bueno, ni la 4T cuenta con el respaldo de la sociedad mexicana en conjunto.
Como toda nación, México está conformado por diversidad de sectores, con ideologías diferentes, que se quiera o no se reflejan en la valoración del desempeño de sus autoridades.
La 4T puede tener muchos apoyadores, pero sin lugar a dudas, también tiene detractores y críticos, y ello por más que el ciudadano presidente se empeñe en negarlo, al indiciar del revés a los conservadores, es sano.
Coronavirus
Los cinco casos, detectados al momento, de coronavirus solo representan el inicio de una situación que se antoja complicada.
Mientras tanto, la administración del ciudadano presidente apuesta a que concluya el invierno y con ello se aleje la posibilidad de un contagio mayor, al tiempo que comienzan a preparar a la población para que asimile que el coronavirus como la influenza es una enfermedad cíclica que llegó para quedarse.
De esa dimensión es la visión y proyección de las autoridades que están al frente de la 4T, con el ciudadano presidente a la cabeza.

Deja un comentario

Top