De: Inclusión

La expresión del ciudadano presidente de respeto a la diversidad y la inclusión a todas luces resulta positivo y debe considerarse como una acción positiva.

Sin embargo, ello requiere de la implementación de una serie de medidas que vayan más allá del discurso que gana el aplauso fácil y sirven para la foto de oportunidad.

No es suficiente con los llamados desde la Secretaría de Gobernación o la instrucción para que en embajadas y consulados se realicen matrimonios, sin importar el sexo de los contrayentes.

Se requiere de una apertura en todos los niveles, por supuesto para analizar el tema a fondo, incluido el rubro de la adopción.

La inclusión y el respeto a la diversidad sexual, requiere de un comportamiento ético, moral y social a la altura de las circunstancias, dejando de lado acciones de carácter exhibicionista.

Desde hace más de una década el reconocimiento de la diversidad sexual y los derechos de adopción y paternidad, así como el denominado matrimonio igualitario están en la agenda social, sin que se haya logrado un consenso general.

Sin embargo, hay que reconocer que se trata de una acción exclusiva de México, el movimiento sino de una situación que se vive con diversos matices y grados en otras naciones.

De cualquier forma, en México se ha avanzado en el tema.

Contingencia

Pese a todos los argumentos de defensa presentados en general por la Semarnat, lo evidente es que la contingencia ambiental y sus efectos colaterales rebasaron la capacidad de reacción del Gobierno de México.

Ciertamente los gobiernos estatales y municipales tienen participación en el combate a los incendios, pero sin duda el mayor peso de las acciones tanto de prevención como de extinción corresponde al Gobierno de México, que simplemente se ha concretado a tratar de escurrir el bulto, en lugar de aceptar abiertamente su responsabilidad por el retraso en la designación el titular de la Came y los recortes presupuestales que disminuyeron la capacidad gubernamental de acción.

Puebla

A poco menos de dos semanas de que concluyan las campañas por la gubernatura de Puebla, Miguel Barbosa se consolida como el aspirante con el mayor número de eventos masivos y reuniones realizados.

En segundo lugar, se ubica Alberto Jiménez Merino, en tanto que la última posición la ocupa Enrique Cárdenas, por decisión propia debido a su determinación de no realizar eventos masivos.

Como se preveía, desde ahora, los candidatos harán un alto en el camino el próximo domingo para tomar parte el debate oficial organizado por el INE, en las instalaciones de la BUAP, bajo un nuevo esquema, que se entrada se antoja complicado pero interesante.

Esta será la única ocasión en la que el grueso de la sociedad poblana, incluidos los apáticos e indecisos, tendrán la oportunidad de escuchar a los candidatos, que a su vez en ese espacio, contarán con la posibilidad de atacar a su principal adversario que sin duda es el abstencionismo.

 

Deja un comentario

Top