De: Gasolinazos Por Alejandro Villegas

El incremento gradual y consistente del precio de las gasolinas deja en claro que el compromiso del ciudadano presidente de que no habría gasolinazos, es letra muerta.
Ahora que, viéndolo bien, lo que no se quiere es llamar a las cosas por su nombre. Si no ha habido gasolinazos, al menos ha habido aumento y de ello pueden dar cuenta todos aquellos que sin propietarios de un automóvil.
Por más que el ciudadano presidente haya decidido desde hace bastante tiempo informar en su conferencia mañanera sobre el comportamiento del precio de las gasolinas, lo evidente es que lejos de disminuirse el precio de las gasolinas y el diésel se ha incrementado gradualmente.
No se trata solo de un reflejo del comportamiento de los precios del petróleo y sus derivados, a partir del conflicto armado entre Rusia y Ucrania, ni de la innegable dependencia de la importación de gasolinas o la condonación del IEPS, por parte de la autoridad sanitaria.
Es una realidad innegable el precio de las gasolinas y el diésel va en aumento como lo ha estado a lo largo de los años, por más que el ciudadano presidente insista en deslindarse se toda responsabilidad y endosar la misma tanto al pasado como a la voracidad empresarial.
Ese es y será un compromiso que al igual que el de controlar el precio del gas, no se puede satisfacer.
Escuelas
La determinación de algunos mandatarios estatales de costear la permanencia de las escuelas de tiempo completo, sin duda, atiende una auténtica demanda social.
Falta ver si el ciudadano presidente y la secretaria de Educación Pública aceptan abiertamente y sin cortapisas la intervención de la autoridad estatal, o terminan por impedirla.

Deja un comentario

Top