De: Esperanzas Por Alejandro Villegas

El ciudadano presidente viaja a Washington con la esperanza de lograr que la administración Biden, valide la aplicación de todas las vacunas contra la COVID-19 aplicadas en México, y de que no se pongan sobre la mesa eventuales diferendos derivadas de la reforma eléctrica.
El resto de los temas, incluido el migratorio serán de mero trámite.
El trabajo previo de las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá sin duda permitirá el desarrollo de una reunión cordial, en la que se darán a conocer algunos acuerdos.
Sin embargo, no se puede negar que la atención del ciudadano presidente se centrará en la relación con su homólogo estadounidense con el que sostendrá un breve encuentro privado, por lo que el grueso de los trabajos y compromisos derivarán de las reuniones formales entre las delegaciones de México, Estados Unidos y Canadá.
Los compromisos y acuerdos deberán sopesarse con calma, más allá de la trascendencia que pretendan otorgarle en el discurso el ciudadano presidente y su séquito, con el ciudadano Canciller a la cabeza.
Amenaza
La advertencia del ciudadano presidente de exhibir públicamente a los congresistas de Estados Unidos que no apoyen la iniciativa en materia migratoria del presidente Joe Biden, no pasa de estar fuera de contexto y causar hilaridad.
Sin duda, la expresión del ciudadano presidente y su eventual cumplimiento le hace lo que el viento a Juárez a los congresistas estadounidenses.

Deja un comentario

Top