De: Conservadores Por Alejandro Villegas

Lejos de pugnar por la unidad nacional, el ciudadano presidente parece determinado a dividirla, al indiciar constantemente a los conservadores como elementos nocivos no solo del pasado sino del presente.
Más allá del anacronismo en que incurre el ciudadano presidente al no señalar hechos y personas en concreto, además de no proceder abiertamente en contra de los presuntos responsables, lo cuestionable es que mantenga un lenguaje indirecto.
En el plano real conservadores y liberales no existen y solo tienen cabida en el plano discursivo del ciudadano presidente, para ganar el aprecio del respetable.
Y, por añadidura proyectarse como una víctima del pasado y el presente, por parte de adversarios no identificados abiertamente.
En este plano se advierte tambien en sus críticas a los aspiracionistas.
No cabe duda que el ciudadano presidente ha creado y mantiene la línea discursiva que le conviene para combatir a los adversarios que él solo identifica.
Pendientes
En los hechos el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles está en marcha aunque haya locales vacios y espacios inconclusos. Y por supuesto que no se hayan concluido al cien por ciento, las vías y medios de acceso.
Lo bueno es que el pueblo bueno al momento aún acepta y aplaude todo.

Deja un comentario

Top