De: Compra

El ciudadano presidente mantiene su propósito de comprarse un liderazgo regional con dinero público, enmascarado de apoyo internacional para disminuir los índices de migración.

El Salvador y Honduras son los primeros países con los que se establecen convenios para la asignación de recursos, que hacen falta en México.

Y en paralelo se replicarán los programas Sembrando Vidas y Jóvenes Construyendo el Futuro, a pesar de que aún no han probado su efectividad en territorio nacional.

Sin embargo, el propósito es claro y todo indica que el ciudadano presidente como lo anticipó desde su campaña seguirá apostando a la cooperación y el desarrollo regional, a pesar de que el costo sea alto para el país.

La disminución de la migración es la piedra angular en la que el ciudadano presidente basará la construcción de su pretendido liderazgo regional, mediante la asignación de recursos económicos y la propagación de los programas sociales de su administración.

En este como en otros casos, el tiempo y las circunstancias se encargarán de ubicar en su justa dimensión, la pretensión bolivariana del ciudadano presidente, que por el momento a nivel coloquial causa simpatía.

Lo que, si hay que reconocer es que el más agradecido con estas pretensiones, es Donald Trump, a quién se quiera o no el ciudadano presidente de manera directa le ayuda a cumplir con uno de los principales objetivos de su administración: abatir el arribo de migrantes, y todo de manera gratuita. Todo por la búsqueda de un liderazgo comprado.

División

Quien esté en contra de que se modifique el estatus quo, sea político o periodista, es conservador, palabras más palabras menos desde Zongolica, así estableció de manera clara el ciudadano presidente la forma en la que busca dividir a la población del país, en la añosa clasificación de liberales y conservadores, en una acción que más que aplaudirse es cuestionable.

No se puede desdeñar a todos aquellos que se oponen o cuestionan los proyectos presidenciales, en busca de un avasallamiento retrograda, que deja mucho que desear los pretendidos afanes democráticos de la actual administración federal.

Por cierto, que el ciudadano presidente no fue lejos por la respuesta del ex responsable del Coneval, a quien acusó de ganar 220 mil pesos mensuales, el salario reconocido por Gonzalo Hernández Licona, queda por debajo de los cien mil pesos.

Dos Bocas

De nueva cuenta el ciudadano presidente vuelva a anunciar, el ahora sí, en el inicio de la construcción de la refinería de Dos Bocas.

El propósito es más que claro, no dejar caer el ánimo y mantener la expectación, luego de que la obra se asignó a cinco empresas extranjeras y una nacional. Ello, a pesar de que aún no se cuenta con la manifestación de impacto ambiental y existen, por parte de especialistas, dudas sobre la viabilidad del proyecto.

Hay que celebrar, aunque aún no haya un motivo claro.

Ajustes

A escasos días del inicio de su gestión, el gobernador electo de Puebla tendrá que ajustar su gabinete.

Lo anterior como consecuencia de la determinación de Guillermo Ruiz Argüelles a ocupar la titularidad de la Secretaría Estatal de Salud, determinación que trató de suavizar Miguel Barbosa con el argumento de que el declinante será su asesor en materia de salud.

Como sea la acción, pone de manifiesto que aún ni son todos los que están, ni están todos los que son.

Mal augurio de éxito, previo al inicio de una gestión, cuando hay que reconfigurar el equipo aún sin comenzar el ejercicio gubernamental. 

Deja un comentario

Top