De: Campaña Por Alejandro Villegas

El ciudadano presidente se victimiza de nueva cuenta, en el plano verbal, con señalamientos generalizados contra medios de comunicación, sin presentar pruebas de su dicho.
Denuncia una campaña de ataques al gobierno, por parte del bloque conservador y sus voceros. Y señala en concreto a la revista Nexos y Animal político, e indica que recibían dinero, en lo que se aprecia como una denuncia enfocada a alentar una descalificación hacia el trabajo de los medios y profesionales de la comunicación que no son afines al ciudadano presidente y la 4T.
Al amparo de la máxima que destaca que quién no está con él, está en su contra a lo largo de su gestión el ciudadano presidente ha arremetido contra medios de comunicación y periodistas, en principio en uso del derecho de réplica mal entendido, que al no producirse en el mismo espacio y medio en el que se difundió la información que se trata de controvertir, deja de ser derecho de réplica, para convertirse en una respuesta directa.
La arremetida del ciudadano presidente contra medios de comunicación y periodistas contrasta con su reciente exhorto a evitar juicios sumarios y condenas públicas sin la presentación de las denuncias correspondientes.
Lo que está lejos de apegarse a la máxima social de que hay que predicar con el ejemplo, pero como desde la tribuna de Palacio Nacional y ceñida la banda tricolor en el pecho todo se aprecia con un tamiz diferente, al de los tiempos de oposición, todo indica que la acometida contra los medios que no estén alineados a la 4T continuará, con la misma tónica, al menos durante la actual gestión presidencial.
Vacunación
La apreciación social de los daños causados por la cuarta ola de COVID-19 terminará por imponerse a la versión oficial que apunta a que México es de los diez países con más vacunas aplicadas y adquiridas, que se avanzó previo al invierno y por eso no se tuvo la afectación que se pudo padecer de no haber avanzado en la vacunación.
Los más de 300 mil decesos registrados a la fecha, colocan al país en uno de los primeros lugares en lo que hace a fallecimientos causados por la pandemia, pero de eso poco se habla, así como el volumen de la población que aún no está ni siquiera contemplada en el Programa Nacional de Vacunación.
Ahora si que se usan otros datos, y un discurso que convienen a la postura oficial.

Deja un comentario

Top